La pericia de Salamanca no fue electoral, ratifica gobierno español

La Fiscalía General del Estado cerró el caso fraude aferrado a un estudio que encargó a una universidad española. Esa pericia, realizada por la Universidad de Salamanca, solo revisó el sistema informático de las elecciones generales de 2019 y no contempla todos los aspectos abordados por la Organización de los Estados Americanos (OEA). Esa es la respuesta del Gobierno de España a parlamentarios del país europeo.

“El informe al que se refiere la pregunta fue elaborado por la Universidad de Salamanca de manera independiente y solo se limitó a realizar una evaluación de los sistemas informáticos utilizados en el proceso electoral de 2019 (en Bolivia), sin entrar en otros aspectos que analizó el informe de la OEA”, dice el informe que envió el Gobierno español al Congreso de Diputados de España.

Los congresistas Pablo Hispán Iglesias de Ussel, Belén Hoyo Juliá y María Martínez Ferro, solicitaron al Ministerio de Universidades de España datos, información y documentos sobre la pericia elaborada por la Universidad de Salamanca que concluyó que no hubo manipulación de datos en las elecciones de 2019 en Bolivia. Esa petición fue presentada el 8 de septiembre y respondida el 20 del mismo mes. La respuesta tiene solo dos párrafos.

En el segundo, el Gobierno español asegura que luego de los conflictos de 2019 se normalizó la relación diplomática con Bolivia.

La posición del gobierno de Pedro Sánchez ratifica lo que antes había mencionado el profesor Juan Manuel Corchado, quien lideró la pericia a los sistemas informáticos utilizados en el proceso electoral de 2019.

El catedrático mencionó que el estudio realizado por él y dos estudiantes no abarcó aspectos como la alteración de actas y la cadena de custodia que analizó la OEA, por lo que indicó que la auditoría del organismo internacional “va mucho más allá”.

El pago a catedrático

La Fiscalía General del Estado pagó Bs 216.193 -cerca de $us 30.000- por la pericia que realizó el catedrático español. Ese dinero fue depositado en una cuenta personal, que es de Corchado, actual director gerente de la Fundación General de la Universidad de Salamanca.

El 27 de julio la Fiscalía presentó la resolución de sobreseimiento 06/2021 sustentado en el informe del “Deep Tech Lab de Bisite de la Universidad de Salamanca”, que no encontró delito en los 12 acusados del caso fraude electoral, a pesar de que detectó que los equipos informáticos eran vulnerables y manipulables. Con esa pericia la Fiscalía cerró el denominado caso fraude electoral, denunciado por la OEA en noviembre de 2019 y que provocó la renuncia de Evo Morales a la Presidencia y su posterior fuga del país.

El folio de la pericia española tuvo siete correcciones antes de ser entregado al Ministerio Público de Bolivia. Corchado reclamó que ese estudio iba a tener carácter “confidencial” solo para el conocimiento de las autoridades judiciales; sin embargo, el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, lo presentó como parte de la estrategia para desestimar el fraude y anular la auditoría de la OEA.

Al respecto, el diputado Alejandro Reyes, de CC, consideró que el caso Fraude debe ser reabierto porque no tomó varios aspectos en los que se inmiscuyó la OEA. Mientras, su colega del MAS Héctor Arce afirmó que el caso está desestimado porque no se hallaron pruebas de fraude. “Tuvieron todo el 2020 en el gobierno de facto y ni así pudieron comprobar que hubo fraude”, aseguró.

Fuente: EL DEBER

https://eldeber.com.bo/edicion-impresa/la-pericia-de-salamanca-no-fue-electoral-ratifica-gobierno-espanol_248145

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *