Al menos 50 familias bolivianas fueron víctimas en el mayor incendio en un área urbana en Iquique

Drama en la comunidad boliviana. El voraz incendio que se registró la jornada del lunes en el campamento Laguna Verde, en la región de Tarapacá en Iquique (Chile), siniestro que consumió al menos 100 viviendas, dejó por lo menos a 50 familias de residentes bolivianos sin hogar.

El cónsul de Bolivia en Iquique, Eloy Poma, indicó que el incendio afectó a la comuna donde viven bolivianos y residentes de otros países. Además, consideró que lo sucedido fue una total desgracia y lamentó que los compatriotas bolivianos pierdan todo a causa del fuego.

“100 viviendas son las que se quemaron y el 50% serían de nuestros compatriotas”, indicó Poma según el informe preliminar en contacto con radio Compañera.

El fuego se originó aproximadamente a las 16:00, en medio de las viviendas que se construyeron luego de una supuesta toma de terrenos, donde no existen servicios básicos consolidados, por lo que las características del lugar dificultaron el trabajo de los bomberos.

En el lugar donde se encontraba el cónsul había un registro de por lo menos 80 personas afectadas, 40 de ellas eran bolivianas, pero también fueron evacuados a una segunda zona otro grupo de afectados, donde también había residentes bolivianos.

“Estamos trabajando en un registro de solo compatriotas, se estima que en este lugar (colegio España) el 50%, o sea, 40 personas, serían bolivianas”, lamentó Poma al momento de visitar la zona afectada.

Detalló que es un buen número de compatriotas el que resultó afectado por el incendio, donde sus viviendas quedaron reducidas a cenizas por el tipo de material que estaban hechas, aspecto que propició rápidamente la propagación del fuego.

“Donde ocurrió el incendio hay asentamientos humanos que ocupan edificaciones y viviendas de madera”, recalcó.

El diplomático aseguró que una de las tareas prioritarias es hacer el levantamiento de datos de los bolivianos afectados, quienes además de sus bienes materiales también perdieron sus documentos.

“Salvé mi pasaporte”

El voraz incendio que consumió al menos 100 viviendas en el campamento denominado Laguna Verde, en Iquique, la tarde del lunes, consumió varios años de trabajo de los compatriotas bolivianos y de otros países que se arriesgaron a vivir lejos de los suyos en busca de oportunidades.

Rosa Chura, es una boliviana que reside hace más de 10 años en la ciudad de Iquique, de la región de Tarapacá en Chile. Fue una de las afectadas por el incendio, y cuenta el drama que vivió al ver que el fuego se acercaba poco a poco en su precaria vivienda hecha de madera.

“El fuego arrasó con todo, por lo menos yo saqué mi pasaporte, pero no tenía mi carné ni otros documentos, pero era mi vida o me quemaba buscando lo que me faltaba”, es el relato desgarrador de Chura a radio Compañera.

Poco a poco empieza a recordar el drama que vivió con un centenar de migrantes bolivianos, colombianos, venezolanos y hasta residentes chilenos, la tarde del lunes cuando las llamas abrasaban rápidamente todas las viviendas.

“Se quemó casi toda la toma de Laguna Verde y ahora somos muchas familias afectadas por un incendio que no nos esperábamos. Nosotros escapamos con lo que traíamos puesto, hasta sin zapatos estaba huyendo, pero cuando estaba en la puerta me di cuenta y me puse lo que encontré y salí”, relata la mujer.

Rosa asegura que se fue en busca de mejores condiciones de vida, por eso abandonó Bolivia. “Según las noticias chilenas, informan que somos 100 familias y 400 personas las afectadas, pero para mí eso es poco, porque hay más gente, porque acá viven hasta dos o tres familias en un mismo lugar”, mencionó.

Sin embargo, lo peor del día del siniestro es que muchos de los hoy damnificados ni siquiera se encontraban en sus viviendas, ya que la mayoría salen de trabajar a las 16:00, hora en el que el fuego ya consumía varias casas.

“Muchos han quedado sin documentos, sin sus pertenencias y han quedado con la ropa que tenían puesta. La mayoría estaba trabajando porque el fuego fue después del almuerzo y la gente acá sale a las cuatro de la tarde de trabajar”, recalcó.

“Yo desconozco por qué comenzó el incendio, solo vi a una distancia de a cuatro cuadras que el fuego estaba avanzando rápido. Pero cuando hay un incendio todos los vecinos salimos a tratar de apagar el fuego entre todos, pero esta vez no pudimos porque hace dos días no teníamos agua”, manifestó Chura.

Samy Calle, es otra boliviana que fue afectada por el incendio en Laguna Verde. Ella, en el momento del siniestro, se encontraba limpiando el techo de su casa cuando escuchó una explosión fuerte y al ver que en cuestión de segundos empezaron a incendiarse las casas salió corriendo a llamar a los Carabineros (Policías), relató a SoyIquique.cl.

“Lamentablemente nos hemos quedado sin nada, parados, no solo yo, somos cientos de familias, porque la toma se nos fue, la toma está en basura, ni una casa se salvó, todo se fue, se lo llevó el fuego”, indicó entre lágrimas Calle.

A pesar de la pesadilla que vivieron, Samy recuerda que cuando limpiaba su casa en el pasaje El Esfuerzo Norte, escuchó la explosión a varias cuadras de su vivienda, en el pasaje Libertad, por lo que pidió desesperadamente ayuda a los Carabineros.

Fuente: EL DEBER

https://eldeber.com.bo/mundo/al-menos-50-familias-bolivianas-fueron-victimas-en-el-mayor-incendio-en-un-area-urbana-en-iquique_263240

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *